Glándula suprarrenal. Incidentaloma suprarrenal

Introducción:

Se denomina así a la lesión de la glándula suprarrenal, que no ha dado sintomatología y que se descubre de manera casual en estudios de imagen realizados por otro motivo.

La mayoría de los incidentalomas (55-95%) no son funcionantes (adenomas, quistes, lipomas y hemorragias). Las lesiones funcionantes son poco frecuentes.

Con respecto a su posible malignidad, el 4% de los incidentalomas operados son carcinomas suprarrenales.

El tamaño del incidentaloma se correlaciona con la probabilidad de malignidad.Las lesiones mayores de 6 cms de diámetro son carcinomas adrenales en el 25% de los cosas y metástasis en el 18%.  

Pruebas complementarias:

            Ante el descubrimiento de un incidentaloma suprarrenal habrá que realizar una serie de determinaciones hormonales para ver si es funcionante o no y de qué tipo (feocromocitoma, Cushing, hiperaldosteronismo...).

Las pruebas de imagen más usadas son la TAC, RMN, la Gammagrafía y el PET.

La realización de una punción (PAAF) sólo debe realizarse una vez descartado el feocromocitoma para no desencadenar una crisis. Es especialmente útil para el diagnóstico de metástasis suprarrenal por otros tumores (pulmón, mama, riñón, colon).

Técnica quirúrgica:

El abordaje quirúrgico y la técnica es similar al resto de patología quirúrgica de la glándula suprarrenal.

En la actualidad, el abordaje laparoscópico es el de elección en incidentalomas menores de 10 cms. Siempre se realiza con anestesia general.

Consiste, igual que en los casos anteriores en la extracción completa de la glándula suprarrenal, junto con el tumor.

Si en el momento de la cirugía se descubre que el tumor invade estructuras vecinas, se debe realizar si es posible la extracción de las mismas.

 

Postoperatorio

Lo habitual es una estancia corta en el hospital tras la intervención (3-4 días) y las complicaciones infecciosas y de sangrado suelen ser poco frecuentes.

Como ya hemos mencionado anteriormente la recuperación del enfermo se realiza antes con la vía laparoscópica.

Preguntas frecuentes:

¿Qué pacientes tienen una indicación quirúrgica?

El tratamiento de un incidentaloma suprarrenal será quirúrgico ante:

  • Masas funcionantes (feocromocitoma, hiperaldosteronismo,síndrome de Cushing)
  • Sospecha de malignidad
  • Tumores > 4 cms. El tamaño es el criterio más importante de indicación quirúrgica en los tumores no funcionantes.

Las lesiones claramente benignas y no funcionantes pueden NO intervenirse.

¿Debe realizarse seguimiento de los incidentalomas no operados?

No hay consenso sobre qué tipo de seguimiento debe realizarse en pacientes con incidentaloma no operados.

Inicialmente puede repetirse la TAC a los 3, 6 y 18 meses para asegurarse de que no existe un aumento acelerado del tamaño tumoral. Se recomienda posteriormente un TAC anual.

Para darte un servicio más personalizado utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies Cerrar